A partir del 20 de junio, 2022: Todos desde los 6 meses de edad son elegibles para una vacuna gratis contra el COVID-19. Entérate de lo que esto significa para los padres y familias.

Aclara tus dudas sobre la vacuna

Aclara tus dudas sobre la vacuna

Si tienes preguntas sobre la vacuna, es importante que las aclares y recibas respuestas. Aquí puedes encontrar respuestas sobre cómo funciona la vacuna, su seguridad y sobre cuándo y dónde puedes recibir la vacuna.

Segura y efectiva

¿Son seguras las vacunas contra el COVID-19?

Sí. Las vacunas contra el COVID-19 que se están administrando en Oregon son seguras. Las vacunas han sido probadas con miles de personas en todo el mundo. Personas de raza negra, indígenas, latinos, asiático americanos, isleños del Pacífico y personas de color decidieron participar en estos estudios para asegurarse de que las vacunas sean seguras para sus comunidades. Estas pruebas han demostrado que todas las vacunas son seguras y que funcionan para evitar que la gente se enferme de COVID-19. ¿Son seguras las vacunas contra el COVID-19?

¿Cómo funcionan las vacunas?

Como todas las vacunas, la vacuna contra el COVID-19 le enseña a tu cuerpo a luchar contra el virus y evitar que te enfermes. La vacuna se administra con una inyección en la parte superior del brazo. Para algunos tipos de vacuna, deberás ponerte más de una dosis. Tu segunda dosis se pondrá de 3 a 4 semanas después de la primera. Si recibes este tipo de vacuna, es importante que recibas ambas dosis para que ésta funcione.

¿Puedo contraer el COVID-19 por la vacuna?

No, no puedes contraer el COVID-19 debido a la vacuna.

¿Cuál es la diferencia entre las vacunas disponibles contra el COVID-19?

Varios fabricantes han producido vacunas seguras y eficaces, autorizadas por la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos). Todas las vacunas han sido y continúan siendo probadas para ser seguras, y todas han demostrado ser muy eficaces para prevenir hospitalizaciones y que la gente se enferme gravemente.

Porque ninguna de las vacunas contiene el virus vivo, no puedes contraer COVID-19 debido a la vacuna.

Para más información sobre las diferentes vacunas, visita el sitio web de los CDC en español, inglés, coreano, vietnamita y chino.

Para más información, visita la Oregon Health Authority.

¿Debería ponerme una vacuna de refuerzo?

Los CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades) recomiendan que todas las personas de 5 años en adelante reciban una dosis de refuerzo, incluyendo personas con sistemas inmunocomprometidos y que hayan recibido una dosis adicional. Las vacunas están ampliamente disponibles y los profesionales médicos recomiendan encarecidamente que:

  • Todos los de 5 años en adelante que hayan recibido la vacuna Pfizer reciban una dosis de refuerzo cinco meses después de su segunda dosis.

  • Las personas de 50 años en adelante que hayan recibido la vacuna Pfizer reciban una segunda dosis de refuerzo cuatro meses después de su primer refuerzo.

  • Las personas de 18 años en adelante que hayan recibido la vacuna Moderna reciban una dosis de refuerzo cinco meses después de su segunda dosis.

  • Las personas de 50 años en adelante que hayan recibido la vacuna Moderna reciban una segunda dosis de refuerzo cuatro meses después de su primer refuerzo.

  • Las personas de 18 años en adelante que hayan recibido la vacuna Johnson & Johnson reciban una dosis de refuerzo dos meses después de su primera dosis. (Se prefiere una vacuna ARNm - Pfizer o Moderna - en la mayoría de casos*.)

  • Las personas de 50 años en adelante que hayan recibido la vacuna Johnson & Johnson reciban una segunda dosis de refuerzo cuatro meses después de su primer refuerzo. La segunda dosis de refuerzo debe ser una vacuna ARN mensajero contra el COVID-19 (Pfizer o Moderna).

  • Las personas con un sistema inmunocomprometido deberían recibir su dosis de refuerzo por lo menos tres meses después de su última dosis, además de consultar con su proveedor de salud sobre su condición médica y revisar las recomendaciones de la Oregon Health Authority y los CDC acerca de la dosis adicional y los refuerzos.

*A pesar de que las vacunas ARNm son preferidas como la primera dosis de refuerzo, la vacuna Johnson & Johnson contra el COVID-19 puede ser considerada en algunas situaciones.

Todos a partir de los 18 años pueden escoger entre la vacuna Pfizer, Moderna o Johnson & Johnson como su primera dosis de refuerzo. Tu vacuna de refuerzo no tiene que ser la misma que tu primera vacuna, pero Pfizer o Moderna son las preferidas.

¿Estás buscando una vacuna o dosis de refuerzo contra el COVID-19? Encuentra centros de vacunación cerca a ti y recibe más información de la Oregon Health Authority.

Gratis para todos

¿Quién es elegible para cada vacuna?

Adultos de 18 años en adelante:

  • Pfizer

  • Moderna

  • Johnson & Johnson

Niños y adolescentes de 6 meses a 17 años:

  • Pfizer

Niños de 6 meses a 5 años:

  • Pfizer

  • Moderna

Estoy embarazada o podría quedarme embarazada. ¿Puedo vacunarme contra el COVID-19?

Sí, las vacunas contra el COVID-19 son seguras aún si estás embarazada, amamantando, tratando de concebir o podrías quedarte embarazada en el futuro. No hay ninguna evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 causen problemas en el embarazo o de quedarte embarazada. Consulta con tu médico si tienen preguntas sobre la vacuna contra el COVID-19 y un embarazo.

Si ya estás embarazada, has dado a luz recientemente o podrías quedarte embarazada en el futuro, las vacunas contra el COVID-19 ayudan a prevenir a que te enfermes gravemente, mueras o tengas complicaciones durante el embarazo.

¿Cuánto cuesta la vacuna?

La vacuna es completamente gratis para todos, aún si no tienes seguro médico.

¿Debo ser un ciudadano de los Estados Unidos para recibir la vacuna?

Todos pueden recibir la vacuna contra el COVID-19, sin importar su estado migratorio. Te pueden preguntar información como tu nombre y teléfono antes de vacunarte, pero la información es privada y no será compartida con nadie. Es importante que todos los que viven en Oregon se vacunen.

Qué deberías esperar

¿Hay algún efecto secundario?

Después de recibir la vacuna, puedes sentir algunos efectos secundarios comunes, como fiebre, dolor del brazo o cansancio. Esto es normal y significa que la vacuna está funcionando y enseñándole a tu sistema inmunológico a luchar contra el virus. Los efectos secundarios deberían desaparecer en pocos días. Aplica una compresa fría, toma mucha agua y descansa lo suficiente. Los analgésicos sin receta médica, como Advil y Tylenol también pueden ser de ayuda.

Efectos secundarios y qué hacer:

  • Dolor del brazo: aplicar compresas frías

  • Cansancio: descansar lo necesario

  • Dolor de cabeza, fiebre, escalofríos: descansar, tomar un analgésico. Si hay fiebre de 102 grados o más, llamar al doctor.

  • Dolor muscular: tomar un analgésico, aplicar compresa caliente o fría.

  • Dificultad para respirar: llamar al 911

¿Qué pasa después de vacunarme?

Aún después de recibir la vacuna, podrías todavía propagar el COVID-19. Así que continúa siguiendo estos pasos para protegerte a ti y a tus seres queridos:

  • Usa un cubrebocas o cubierta facial donde sea requerido o recomendado

  • Mantente lejos de los demás si estás enfermo

  • Lávate las manos a menudo

  • Trata de mantenerte a 6 pies de distancia de la gente que no vive contigo

  • Evita los grupos grandes

  • Cuando te reúnas, hazlo en grupos pequeños y al aire libre en lo posible

  • En espacios interiores, aumenta el flujo de aire fresco abriendo la ventana o con un ventilador

¿Qué significa la “inmunidad comunitaria”?

Puede que hayas oído hablar a la gente sobre “inmunidad colectiva” o “inmunidad comunitaria”. Cuando recibes la vacuna contra el COVID-19, tu cuerpo aprende a combatir el virus. A esto se le llama “inmunidad”. La inmunidad comunitaria ocurre cuando suficiente cantidad de personas se vacunan para detener la propagación del virus, protegiendo a toda la comunidad. Hasta ese momento, lo más seguro es seguir las normas del uso cubrebocas donde sea requerido o recomendado, mantener los grupos pequeños aún luego de vacunarte para ayudar a proteger a toda la comunidad.

¿Qué es una variante?

Con el tiempo, todo virus muta y cambia, algunas veces crea versiones de sí mismo más fuertes y dañinas. Otras veces se vuelven menos perjudiciales pero quizás más contagiosas. No importa qué tipo de mutaciones sean, a éstas se les llama “variantes” del virus. Delta y Ómicron son ejemplos de variantes del COVID-19 que se han propagado en todo el mundo.

Los científicos están siempre atentos a nuevas variantes del COVID-19. Ellos usan un proceso llamado secuencia genética para identificarlas, ya sea proveniente de muestras de pruebas para detectar el COVID-19 o muestras de centrales de tratamiento de aguas residuales a lo largo de Oregon. El control de aguas residuales es especialmente eficaz para identificar las variantes, ya que no depende de los síntomas que la gente presente o de los resultados positivos de COVID-19, sino que solamente depende del contenido de nuestras aguas residuales, y sabemos que las partículas del virus del COVID-19 viven en nuestras heces y orina. El control de aguas residuales también les alerta de dónde las variantes están circulando dentro del estado.

Al rastrear las variantes de esta forma, los expertos de salud pública pueden averiguar y proporcionar la siguiente información sobre cada variante:

  • Nivel de contagio

  • Gravedad de la enfermedad que puede causar el COVID-19

  • Eficacia de la vacuna y dosis de refuerzo

  • Eficacia de los tratamientos para el COVID-19

Para datos acerca de las variantes del COVID-19 que están circulando en Oregon, visita la pantalla principal de las variantes del COVID-19, la cual se actualiza semanalmente. Para conocer más sobre las variantes a nivel nacional, visita el sitio web de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, el cual incluye un rastreador de datos sobre las variantes.

Las vacunas y las dosis de refuerzo continúan siendo nuestra mejor protección contra la infección, propagación y enfermarse gravemente de COVID-19. Precauciones adicionales, tales como usar cubrebocas alrededor de otras personas y mantener la distancia social, pueden ser apropiadas en algunas situaciones.